En estos cursos se da a conocer los aspectos básicos de la cata descriptiva y degustativa, es una forma de preparar a los sentidos para apreciar lo que degustamos a la vez que aprendemos el vocabulario imprescindible para disfrutar de los vinos y conversar sobre ellos, también conocemos las copas más adecuadas para cada tipo de vino, y no nos olvidamos de recomendar algún tipo de delicia gastronómica para acompañarlos.

Los cursos de cata se suelen hacer uno por año, se alterna haciendo uno de iniciación a la cata y después uno de nivel superior, Estos cursos los imparten profesionales muy formados, se suelen dividir en varias sesiones y en fines de semana para poder compaginarlos con el horario laboral y los grupos no superan las 25 personas.

También se organizan un par de conferencias al año, algunas como cata-conferencia.